Para los amantes del cine

Cuantas veces ocurre que determinada película no pudimos verla y todo el mundo la comenta y quedamos aislados, por no poder opinar, o vemos una que se nos queda y queremos compartirla con la familia y los amigos.

Tener algunas películas de DVDs a mano es un recurso bueno, cuando llegan amigos sin aviso y no hay un programa organizado.

Por ejemplo, un género que gusta a todos como las películas de acción a grandes y pequeños atraen por igual. Esto los mantendrá atentos, mientras vemos con tranquilidad si armamos alguna comida ligera o algunos tragos.

Claro que no es cuestión de tener docenas de DVDs apilados con cosas que no volveremos a ver, mientras en ella faltan títulos de películas que nos gustaría tener para entretenernos y hasta guardar algunos DVDs que consideramos clásicos.